viernes, 2 de octubre de 2009

LA NO VIOLENCIA COMO VIDA ,merece su efemeride

Mahatma Gandhi:
Mohandas Karamchand Gandhi (Guyaratí: મોહનદાસ કરમચંદ ગાંધી )?[moɦən̪d̪äs kəɾəmʧən̪d̪ gän̪d̪ʱi] (Porbandar, 2 de octubre de 1869 – Nueva Delhi, 30 de enero de 1948) fue un abogado, pensador y político indio. Se le conoce en todo el mundo con el sobrenombre de Mahatma Gandhi (en sánscrito e hindi, la palabra majātmā significa ‘gran alma’, siendo majā: ‘grande’ y ātmā: ‘alma’), nombre honorífico acuñado por primera vez por Rabindranath Tagore.[1] En India también es conocido como Bapu (Guyarati: બાપુ bāpu:padre)


Finalizada la guerra, y tras la subida al poder de los laboristas en Inglaterra, Gandhi desempeñó un rol fundamental en las negociaciones que llevaron a la liberación. Sin embargo, su postura opuesta a la partición del subcontinente nada pudo contra la determinación del líder de la Liga Musulmana, Jinnah, defensor de la separación del Pakistán. Dolido por lo que consideró una traición, en 1946 el Mahatma vio con horror cómo los antiguos fantasmas indios resurgían durante la celebración del Nombramiento de Nehru como primer jefe de gobierno, que fue pretexto de violentos disturbios motivados por la pugna entre hindúes y musulmanes.Gandhi se trasladó a Noakhali, donde habían comenzado los enfrentamientos, y caminó de pueblo en pueblo, descalzo, tratando de detener las masacres que acompañaron a la partición en Bengala, Calcuta, Bihar, Cachemira y Delhi. Pero sus esfuerzos sólo sirvieron para acrecentar el odio que sentían por él los fanáticos extremistas de ambos pueblos: los hindúes atentaron contra su vida en Calcuta y los musulmanes hicieron lo propio en Noakhali. Durante sus últimos días en Delhi llevó a cabo un ayuno para reconciliar a las dos comunidades, lo cual afectó gravemente su salud. Aun así, apareció de nuevo ante el público unos días antes de su muerte.El 30 de enero de 1948, cuando al anochecer se dirigía a la plegaria comunitaria, fue alcanzado por las balas de un joven hindú. Tal como lo había predicho a su nieta, murió como un verdadero Mahatma, con la palabra Rama ('Dios') en sus labios. Como dijo Einstein, «quizá las generaciones venideras duden alguna vez de que un hombre semejante fuese una realidad de carne y hueso en este mundo».


SUS FRASES MAS RECORDADAS :

"Ojo por ojo y todo el mundo acabará ciego."
"La humanidad no puede liberarse de la violencia más que por medio de la no violencia."
"La verdad es el objetivo, el amor el medio para llegar a ella."
"No hay camino hacia la paz, la paz es el camino."
"La vida y la muerte no son sino caras de una misma moneda."


GRAN FILOSOFO PENSADOR E IDEOLOGISTA .


TAMBIEN CONTROBERTIDO Y CRITICADO POR GENTE DE SU PROPIA CASTA.



En su autobiografía, el Mahatma Gandhi cuenta cómo, durante sus tiempos de estudiante en Sud Africa, le interesó profundamente la Biblia, en especial el Sermón del Monte.
Llegó a convencerse de que el cristianismo era la respuesta al sistema de castas que durante siglos había padecido la India, y consideró muy seriamente la posibilidad de hacerse cristiano.
Un día quiso entrar en una iglesia para oír misa e instruirse, pero le detuvieron a la entrada y, con mucha suavidad, le dijeron que, si deseaba oír misa, sería bien recibido en una iglesia reservada a los negros. Desistió de su idea y no volvió a intentarlo.
" Albert Einstein dijo de Gandhi: ""Las generaciones del porvenir apenas creerán que un hombre como éste caminó la tierra en carne y hueso."""

4 comentarios:

J. Marcos B. dijo...

Hola amigo! Gandhi el grande...

Su oración es maravillosa, equilibrada, zen...la leo todos los días, de la dejo por si no la conocías.

Un abrazo amigo y cuídate, ámate!

Señor:

Ayúdame a decir la verdad delante de los fuertes. Y a no decir mentiras para ganarme el aplauso de los débiles.
Si me das fortuna no me quites la razón. Si me das éxito no me quites la humildad.
Si me das humildad no me quites la dignidad. Ayúdame siempre a ver la otra cara de la medalla. No me dejes inculpar de traición a los demás, por no pensar igual que yo. Enséñame a querer a la gente como a mi mismo, y a no juzgarme como a los demás.
No me dejes caer en el orgullo si triunfo, ni en la desesperación, si fracaso. Mas bien recuérdame que el fracaso, es la experiencia que precede al triunfo.
Enséñame, que perdonar es un signo de grandeza. Y que la venganza es una señal de bajeza. Si me quitas el éxito dame fuerzas, para aprender del fracaso. Si yo ofendiera a la gente, dame valor para disculparme, y si la gente ofende dame valor para perdonar.
Señor...si yo me olvido de ti, nunca te olvides de mí.

Mahatma Gandhi

Myr dijo...

Vengo a saludarte en mis vavaciones, y a desearte muy buena suerte y mucho éxito en todos tus emprendimientos.

Me da gusto leer ésto sobre Gnadhi a quién admiro profundamente.

Equipo de No Me Falles dijo...

Ha llegado la hora de conocer la verdad, por muy aterradora que resulte

La historia ya ha comenzado.... síguela en ....

http://no-me-falles.blogspot.com/

Fenix dijo...

ME encanto! racias por publicarla de esa manera, la estaba buscando.... lo necesitaba! Saludos! y paz!